Los números hablan

Dennis Noyes
« Volver

Los números hablan

Previa al GP de Europa

En los días y horas previos a la salida de la carrera de MotoGP en el G.P. de Europa en Valencia, hay absurdas especulaciones, fruto de algoritmos, que nos hablan de posibilidades matemáticamente posibles pero tan remotas como la posibilidad de la llegada de un asteroide sobre la Casa Blanca a la hora de la cena.

Lo que hacían los jefes de equipo clásicos a finales de temporadas apretadas como esta —crew chiefs como Kel Carruthers, Erv Kanemoto, Jeremy Burgess, etc.—era mantener al tanto a su piloto de los caminos que tenían abiertos… Caminos que le permitieran depender de sí mismo. Y podéis estar seguros de que los jefes de equipo actuales en Suzuki, Yamaha y Ducati hacen lo mismo ahora.

Al final habrá variantes, sorpresas y sustos, pero en este momento sólo Joan Mir y Fabio Quartararo dependen de ellos mismos. Sólo ellos tienen la posibilidad de conseguir resultados que les asegurarían el título.

Hay extrañas combinaciones de resultados que, en casos extremos, abrirían la posibilidad de Danilo Petrucci, Brad Binder, Alex Márquez o Johann Zarco como campeones del mundo… si los diez primeros en la tabla de puntos estuvieran secuestrados desde sus respectivas burbujas por extraterrestres. Pero, en realidad, sólo hay dos pilotos que tienen por delante opciones claras al título… sólo dos que realmente dependen de ellos mismos en este preciso momento. Maverick Viñales Franco Morbidelli, Andrea Dovizioso y Álex Rins también tienen opciones, pero sólo si Joan y Fabio fallan.

Joan Mir sería campeón del mundo, pase lo que pase con los demás, si consiguiera una suma mínima de 194 puntos y que uno de sus tres últimos resultados fuera una victoria. Repito, el camino más corto a los mágicos 194 puntos tiene que incluir una victoria. Con un triunfo, hace imposible que Fabio Quartararo gane tres seguidas, y deja al francés bajo un techo de 193 puntos máximos a base de las dos victorias que Mir deja sobre la mesa, más el segundo puesto en la carrera ganada por el piloto de Suzuki. Si Mir acaba la temporada con una victoria y, al menos, dos terceros para 194 puntos, deja a Quartararo sin opciones. Obviamente, Mir tiene opción de conseguir más puntos, pero con 194 basta, siempre, insisto, que 25 de ellos provengan de una victoria. (Si Mir gana las tres, su límite está en los 212. Una victoria y dos segundos, 202, pero la combinación de una victoria y dos terceros, con un total de 194 puntos, es imbatible).

Puede parecer extraño que Mir, con tres segundos puestos, sume más puntos —197—, aunque sin asegurarse del título, porque al no ganar ninguna carrera deja la puerta ligeramente abierta para Quartararo. Fabio, con tres victorias, llegaría a los 198 puntos. Lo digo de nuevo de otra manera… Si Fabio gana las tres carreras restantes, alcanza 198 puntos y sólo deja las migas de tres segundos puestos como mejor cosecha para Mir. El mallorquín, con tres segundos, alcanzaría los 197 puntos.

Quartararo, pues, tiene también una «senda» abierta (pero sólo una) que le permite también llegar a Valencia sabiendo que depende de sí mismo.

Esto deja a Maverick Viñales con posibilidades, pero depende de los resultados de Mir aun si él (Maverick) ganara las tres últimas.

Si Viñales gana las últimas tres suma 193 puntos. Mir, con tres segundos, suma 197, pero con dos segundos y un tercero, sólo 193, perdiendo el empate a Viñales.

A Maverick, tres victorias y 193 puntos le darían el título en un duelo con Quartararo, incluso si el francés logra tres segundos puestos, porque se quedaría con 183 puntos.

Los jefes de equipo están al tanto de estas situaciones y saben también que estos cálculos pueden vaporizar en un instante… Todos nos acordamos del «strike» de Lorenzo en la segunda vuelta del GP de Catalunya el año pasado.

Hay que pensar como un piloto para ponerte el la piel de Mir y Quartararo en Valencia 1 (G.P. de Europa). Sólo Mir y Quartararo dependen de ellos mismos… por el momento. La situación más difícil y delicada es la de Joan. Si se encuentra disputando la victoria con un piloto que no sea Fabio, la importancia relativa (riesgo y recompensa) de la victoria disminuye. Para Quartararo, lo importante es siempre reducir la ventaja de 14 puntos con respecto a Mir.

De paso… Es muy difícil imaginar una estrategia, a corto plazo, por parte de Yamaha. Viñales está a cinco puntos de Quartararo, y Morbidelli a seis de Viñales.  Tal vez, en la última o penúltima carrera Yamaha intentará imponer órdenes.

La situación de Suzuki parece más favorable para tácticas de final de temporada. Siempre que Mir esté por delante de Quartararo en pista, lo suyo sería dejar rienda suelta a Rins para ganar. Y mandar un mensaje a Rins, en caso de que ruede por delante de Mir, para que ceda terreno a su compañero de equipo si Quartararo lidera con ventaja.

La primera de las dos carreras de Valencia será vital para aclarar algo más estos cálculos y estrategias de cara a las dos últimas pruebas, siempre que los extraterrestres no secuestran a nadie.

#

Extra lap: Mapping 2

Durante la tercera vuelta del G.P. de Aragón, cuando Rins rodaba tercero a rueda de Quartararo y con Viñales intentando escapar, le mandaron al #42 un sencillo mensaje… Mapping 2.

A partir de ese momento, Rins hizo vuelta rápida, adelantó y fue a por Viñales. Ganó de forma muy convincente y, unos 300 o 400 metros después de cruzar meta, la Suzuki ganadora se quedó sin gasolina. Estoy de acuerdo con los periodistas que han especulado con que Suzuki dio luz verde a Rins a usar un mapping más agresivo porque, con Mir detrás, lo importante era restar puntos a Quartararo y Viñales, aun corriendo el riesgo de que Álex se quedara sin gasolina. A Mir, sin embargo, y que sepamos nosotros, no le pidieron el cambio de mapping porque no podrían correr el riesgo de dejar al líder del mundial sin combustible antes de la bandera de cuadros.

Creo que, al final de la temporada, desde Suzuki nos contarán unas historias muy interesantes.
¡Gracias! Hemos recibido tu correo.
¡Oops! Algo salió mal al enviar el formulario.